Warning: include_once(/homepages/40/d123869903/htdocs/jhr/wp-content/plugins/Akismet3/Akismet3.php) [function.include-once]: failed to open stream: Permission denied in /homepages/40/d123869903/htdocs/jhr/wp-settings.php on line 255

Warning: include_once() [function.include]: Failed opening '/homepages/40/d123869903/htdocs/jhr/wp-content/plugins/Akismet3/Akismet3.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php5.2') in /homepages/40/d123869903/htdocs/jhr/wp-settings.php on line 255
Lo que permanece | JoelHRivas

Social

Categorias

February 2013
M T W T F S S
« Oct   Nov »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728  
AmorEterno-Reduced

Lo que permanece

Al final del inmortal capítulo 13 de la primera epístola a los Corintios se encuentra un verso que deseo analizar, juntamente con todos ustedes. Dice así:

Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.”

La palaba ahora, en mi opinión, quiere decir: en este momento presente, esta época, hoy mismo, etc. Estos tres elementos no son cosa simplemente del pasado, están aquí ahora. La fe es primero, en el sentido de que sin ella no se puede “agradar a Dios” según Hebreos 11:6. Además, la fe es la base, el cimiento de las relaciones Divino-humanas, pues toma el lugar de “la vista” en nuestro diario ‘andar’ o caminar con Dios. Así lo dice la Biblia en 2 Corintios 5:7.  Aquí vemos, entonces, la necesidad o permanencia de la fe.

La esperanza – que es también por ahora – es también esencial para vivir la vida Cristiana.

Desde el Antiguo Testamento, David, uno de los más famosos personajes, dijo de Jehová: “Diré yo a Jehová: Esperanza mía, . . .” Salmo 91:2.  En esta época del Nuevo Testamento, el apóstol Pablo escribió a Tito, su hijo en la fe: . . . “aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestra gran Dios y Salvador Jesucristo” Tito 2:13.  Las dos cosas, o los dos elementos, fe y esperanza, son parte esencial de nuestra relación con Él, pero esto es por “ahora”.  El amor, según Pablo, tiene algo más que lo pone por encima de la fe y la esperanza. El apóstol dice que el amor es “el mayor”. Y aquí, el necesario ¿Porqué?  Bueno, otra vez, mientras que ahora andamos por fe – no por vista -; y ahora esperamos la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, en un tiempo no muy lejano, la fe y la esperanza ya no serán necesarias.

¿Para qué se necesita fe cuando aquello en lo que usted cree, ya lo tiene enfrente?

Ahora nada más creemos sin haber visto, según dice la Biblia en 1 Pedro 1:8. Aquí está la superioridad y permanencia de la fe junto a la “vista”, es decir, por el momento presente.  Pero, otra vez, un día tendremos que dejar a un lado la fe porque se cumplirá la declaración que hace David en el Salmo 17:15: “En cuanto a mí, veré tu rostro en justicia. Estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza”.  Se me hace curioso que ahora andamos por fe, no por vista, pero en aquel día la vista suplantará a la fe. Esto lo reafirma Job cuando dice: “Y después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios; al cual veré por mí mismo, y mis ojos lo verán y no otro” Job 19:25-26.

Pero, y el amor ¿qué?

Este, al igual que todos los atributos de Dios, seguirá siendo parte de Su esencia. En realidad, si somos cándidos y sinceros, Dios no necesita fe ni esperanza. Estos elementos fueron simplemente parte de Su experiencia al hacerse humano por treinta y tres años, pero la Divinidad no necesita fe. Nosotros, usted y yo, si.  El amor, entonces, es “mayor” porque es parte de la esencia de Dios. De hecho, Él es amor, según dice la Biblia en 1 Juan 4:16. En este verso se menciona también la permanencia del amor al declarar: “y el que permanece en amor”.  Así es. Un día no necesitaremos la fe y la esperanza. Pero sí es necesario que tengamos amor por ahora y para siempre.

Joel H Rivas
Pastor

Back
,

© JoelHRivas. All rights reserved. Powered by WordPress.